dilluns, 24 de febrer de 2014

La verdad - la mentira (Elisabet Prades)

Verdad - La palabra verdad proviene del latín “veritas” y significa lo que es cierto e indubitable. Antítesis de la mentira.
Mentira - Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa.

La verdad absoluta ha sido buscada desde la noche de los tiempos por la humanidad, se puede decir sin equivocarnos que desde sus orígenes. Desde los primeros brujos, siguiendo por los filósofos clásicos, los teólogos, los existencialistas... ¿Se debe negar entonces la verdad?
Verdad, todo aquello que es cierto e indubitable... Hoy me miro en el espejo, me refleja y es cierto que muestra mi imagen, ayer me miré y aparecía otra imagen y cuando me mire mañana descubrirá otra completamente distinta. ¿El espejo miente? Él, a cada instante nos muestra “su” verdad, y no nos engaña, porque a cada instante la verdad cambia sin ser mentira.
Mentira, manifestación contraria a lo que se sabe... Sin embargo, toda mentira está basada en una verdad que se cree, así que la mentira reafirma la verdad. La mentira también es una verdad deseada que a veces, a fuerza de ser repetida, se termina creyendo. Asimismo, ante la duda, siempre terminamos creyendo aquello que deseamos sea la verdad, aunque a veces no sea una ecuánime realidad y no nos molestemos en averiguarlo.
La verdad absoluta no existe, cada instante tiene la suya, relativa. Cada uno tenemos la nuestra, cada ser o pieza del universo posee otra completamente diferente. Cada lugar tiene su verdad que, en otro punto o contexto, es mentira. Por otra parte, la mentira siempre está basada en una verdad. En consecuencia no podrían existir la una sin la otra, siendo las dos mentira y las dos verdad.
Nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada