dilluns, 2 de juny de 2014

Quejío. Llanto de guitarra (Elisabet Prades)









¡Ay! Me llevaste entre dos aguas
Volando entre mariposas
A la sombra de los pinos

Era una tarde de invierno     
En el cielo un gran quejío
Que me robó mi desgarro      

Ardieron las notas blancas
Entre lágrimas de sangre
La playa se quedó yerma

Se me desdobló la sombra
Y todo se quedó en sombras
Como la noche más noche

Me quedé sin voz                   Sin alma
Sin manos que me rasgaran
Que se las llevo la parca y tú un rayo entre la bruma

Solo el silencio y la nada
Y en un horizonte yermo
El recuerdo de tus besos

Ahora por el rio seco
Solo el silencio pasea
Y de mi boca cosida solo se escapa un QUEJÍO.

Era un día de febrero el alba se quedó helada
Y yo huerfana de padre
No me llevaste contigo



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada